debat3

La situación del yacimiento arqueológico de la Vega Baja de Toledo es inadmisible. Tras la suspensión de las excavaciones se dejó parte de la zona en completo abandono y otra con un uso degradante, expuesta al deterioro, alimentando además una creciente incomprensión por parte de la ciudadanía sobre su verdadero valor.

Una excavación exhaustiva del yacimiento requiere medios que probablemente no estarán disponibles a corto plazo pero la alternativa no puede ser no hacer nada. Debemos de concertar actuaciones entre administraciones para retomar el estudio sistemático, con el ritmo que marque la disponibilidad de recursos.

Existen múltiples experiencias de cómo los trabajos de excavación o restauración pueden convertirse en un medio de divulgación y de atractivo para el turismo cultural, allegando así recursos, además de reivindicar el valor y utilidad de los propios bienes y de la labor para su conocimiento y puesta en valor.

Sólo cuando avance el conocimiento sobre el yacimiento se podrán ir determinando los usos definitivos, compatibles con sus valores, que pueda tener ese espacio, como parque arqueológico musealizado, zona de esparcimiento o ubicación de eventuales equipamientos si existiese demanda.

Por todo ello, el grupo municipal de Ganemos Toledo realiza la siguiente

Propuesta:

Desarrollar una labor de dignificación, en la que el Ayuntamiento debe ofrecerse a colaborar pero siendo exigente al tiempo hacia la Junta de Comunidades para reordenar el aparcamiento o facilitar el uso como zona de paseo y disfrute con una mínima intervención, limpiando, revegetando con plantas arbustivas de bajo porte y considerando las prospecciones geofísicas donde hay estructuras o señalizando itinerarios.

En el contexto de la redacción del nuevo Plan de Ordenación Municipal (POM) se debe dotar a la Vega Baja de un instrumento de protección, que impida definitivamente los proyectos de construcción de viviendas y garantizando su preservación como “paisaje cultural”.

El nuevo POM debe favorecer además su conexión con otras zonas aledañas de gran interés arqueológico, cultural y paisajístico como son el Circo Romano, incluyendo la parcela del antiguo camping, el Cristo de la Vega, el Poblado Obrero, la Fábrica de Armas o la propia margen del Tajo, para conformar un espacio atractivo para el disfrute de toledanos y foráneos.