Toledo es una ciudad en la que la cultura y las expresiones artísticas encuentran acogida en sus calles, gracias a la ordenanza que hace meses impulsamos y que la sitúa como ciudad pionera en la región en la regulación y fomento del arte en la calle

Continuando con las actividades organizadas por Ganemos Toledo en el marco de la iniciativa ‘Avanzando’ este jueves, 4 de abril, en la Plaza del Salvador celebramos la jornada ‘Tomar la calle por Amor al Arte’, a partir de las 19:00h.

Será una gran velada artística donde se darán cita la música, la danza y la poesía y contará con la presencia de artistas de la talla de Alicia Es Martínez, Isaac Alonso, Eddie J.Bermúdez, JAvi Iruela, Félix Chacón, Laura Cubillo y Budy, Susana Sánchez, Ariel Joao, Diego Mejías, Juan Ignacio González, Amadeo Aranda y Carlos Ávila.

Con esta actividad celebramos que Toledo es una ciudad en la que la cultura y las expresiones artísticas encuentran acogida en sus calles, gracias a la ordenanza que hace meses impulsamos y que sitúa a Toledo como ciudad pionera en la región en la regulación y fomento del arte en la calle.

La calle es un espacio de encuentro que hemos reivindicado también como lugar para el arte, estableciendo una regulación que fomenta y apoya la actividad de las y los artistas. La Ordenanza de ‘Arte en la Calle’ nacía con el objetivo de fomentar, regular y armonizar la presencia en la vía pública de expresiones artísticas y culturales en la ciudad, en armonía con el resto de usuarios y actividades.

El concejal de Juventud, Diego Mejías, impulsaba esta ordenanza, aprobada en el Pleno municipal de junio de 2018 y en cuya redacción tuvo un papel muy activo el colectivo de artistas, presentando sus propias propuestas para que se tuvieran en cuenta.

Éste era un compromiso contemplado en el Acuerdo de Gobierno, que recogía una demanda de los propios artistas para establecer una regulación mínima que favoreciera la presencia de diversas expresiones artísticas en las calles de la ciudad de Toledo.

‘El Arte en la Calle’ pretendía dar vida a la ciudad y acercar la cultura a la ciudadanía y nacía con un doble objetivo; por un lado, fomentar el arte y por otro, prevenir molestias o riesgos para los usuarios de la vía pública, estableciendo zonas no permitidas que pudieran afectar al tránsito de vehículos o personas, obstaculizando salidas de emergencia o accesos a viviendas y locales.