Javier Mateo y Amigos del Pueblo Saharaui hacen un llamamiento para que las familias toledanas se adhieran a ‘Vacaciones en paz’ - Ganemos Toledo


El concejal de Servicios Sociales, Javier Mateo, y la presidenta de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, Ana María Garrido, han realizado este miércoles un llamamiento a las familias toledanas para que se adhieran este verano al programa ‘Vacaciones en Paz’ y acojan en sus hogares a niños y niñas procedentes de los campamentos de refugiados de Tinduf del Sahara Occidental.

“Desde que se inició la crisis, nos cuesta mantener las familias repetidoras –que acogen varios años seguidos a estos menores-, pero mucho más encontrar nuevas familias de acogida”, ha asegurado Ana María Garrido, para decir que este año se necesitan 10 hogares más para poder cumplir con la previsión estimada, que es lograr que vengan a la capital regional entre 20 y 25 niños y niñas saharauis.

Javier Mateo ha animado a todos los toledanos y toledanas a demostrar su solidaridad y compromiso con la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, “como lo han hecho otras veces”, para que se sumen a esta iniciativa y así se pueda ampliar el número de niñas y niñas acogidos este verano. “Estamos seguros de que la respuesta de Toledo va a ser tan buena como todos los años”, ha apuntado.

Compromiso político y apoyo institucional

El responsable municipal ha señalado además, que el Ayuntamiento tiene un compromiso político en la lucha por un Sahara Libre y una República Árabe Saharaui Democrática y que el apoyo es constante, fruto de ello es el convenio de colaboración que se renueva cada año para poner en marcha el programa ‘Vacaciones en Paz’.

Un acuerdo que la también coordinadora estatal de este programa ha valorado de forma muy positiva, asegurando “tener mucha suerte” de poder contar con el apoyo del Gobierno local, ya que la asociación de Toledo no percibe ninguna otra ayuda procedente de una institución pública. Con este dinero, ha explicado, se pagan los billetes de avión de ida y vuelta de los menores.

Un verano diferente

Ambos han coincidido que esta propuesta brinda a estos niños y niñas la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones tranquilas y en paz en nuestra ciudad y les permiten tener acceso a muchos servicios que en sus lugares de origen no disponen, y al mismo tiempo, las familias de acogida tienen la oportunidad de vivir un verano diferente y una experiencia muy enriquecedora.

A los pequeños que participan en el programa, se les aparta durante dos meses de las duras condiciones del desierto argelino, donde en verano se alcanzan temperaturas de 50 grados a la sombra, y se les suministra reconocimientos médicos y tratamientos especiales que allí no tienen. Además, perfeccionan el español que hablan y estudian como segundo idioma, conocen otra cultura y comparten costumbres y tradiciones.

Asimismo, se fortalecen los lazos entre el pueblo saharaui y el pueblo español, ha manifestado Ana María Garrido, y se da a conocer a la ciudadanía el verdadero problema que sufre su pueblo, que “no es otro que un conflicto que lleva sin resolver más de 42 años, que ha de resolverse por legalidad y justicia, y que España, potencia administradora, es responsable de un proceso de descolonización que está inconcluso”.

Familias interesadas

Las familias de acogida que estén interesadas de adherirse en esta edición, pueden ponerse en contacto con la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui a través de su página de Facebook, el correo electrónico saharatoledo@gmail.com, o los teléfonos 692 745 489, 669 957 027 y 661 937 622. El año pasado participaron en el programa ‘Vacaciones en Paz’: 25 niños y niñas en Toledo, 98 en la provincia y casi 400 en toda la región.