El concejal de Cooperación, Diego Mejias García, calificaba esta iniciativa de su concejalía como un intento de “que la gente pueda convivir en paz frente al discurso del odio”.