Javier Mateo: “Me voy con la espina de seguir teniendo amianto en la ciudad y el Hospitalito del Rey cerrado”

El concejal de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Toledo’, Javier Mateo ha comparecido este lunes en la que ha sido su última rueda de prensa como Concejal para hacer balance de estos cuatro años de trabajo al frente de este área municipal, que ha definido como un “trabajo discreto y centrado en las personas”.

Javier Mateo ha repasado algunos logros importantes en materia de Servicios Sociales durante esta legislatura como el aumento de presupuestos en un 50 por ciento del presupuesto para este departamento, el realojo de parte del Cerro de los Palos, primera vez que se consigue en los últimos 20 años, derribando un tercio del asentamiento. Una tarea que “no ha sido fácil pero que tiene solución, y ésta no es solo policial, sino a también través del diálogo”.

Ha puesto en valor la recuperación de una escuela infantil en el Casco histórico de la ciudad con precios asequibles; la consecución del sello ‘Ciudad amiga de la infancia’ para Toledo por parte de la UNESCO y la creación de un Consejo infantil y adolescente, además de la creación de una Mesa municipal para Personas Refugiadas y la apertura del Centro de Mayores del barrio de Santa Bárbara.

El concejal de Servicios Sociales también ha destacado el trabajo conjunto con otras Concejalías, como la coordinación con el área de Servicios Públicos y Sostenibilidad con la puesta en marcha de un protocolo para evitar que se corte el agua a familias en situación de vulnerabilidad; en este sentido, también ha destacado la paralización de algunos desahucios ”Es importante que, al menos desde el Ayuntamiento, haya una sensibilidad hacia las personas que peor lo están pasando, porque éstas siguen existiendo”, ha afirmado.

A preguntas de los periodistas, ha declarado no sentirse arrepentido de nada “hemos tomado las decisiones que hemos tenido que tomar” pero sí finalizar esta etapa municipal con “la espina” de “seguir teniendo amianto en la ciudad y el Hospitalito del Rey cerrado”, asuntos ambos en los que ha mirado directamente a Emiliano García-Page, que gobernará en la región con mayoría absoluta.

Continuidad del trabajo de cuatro años y reto para la próxima legislatura

Javier Mateo se ha referido a que todos estos logros “deberían servir de punto de partida para que el equipo de gobierno entrante los utilice de base y trampolín para seguir avanzando en políticas sociales reales”. Para Mateo, ésta ha sido una legislatura en la que se ha demostrado que el único “cemento” que permite hacer una base de trabajo seria es el “acuerdo y el diálogo”, aunque sea entre fuerzas políticas distintas “cuando se pone a la gente, a las políticas sociales y el empleo en el centro del trabajo pueden salir cosas muy importantes” que no deberían perderse, ha recalcado.

Para Mateo no tendría ningún sentido que en los próximos cuatro años se dieran pasos atrás en materia de Presupuestos Participativos, en políticas de Juventud, sometidas a un mecanismo participativo y para seguir siendo “la referencia regional” en materia de políticas de cooperación o que el Ayuntamiento siga reduciendo el consumo de energía y consiguiendo ahorro económico.

En cuanto a la legislatura próxima, Javier Mateo ha hablado de un reto importante que es el de “establecer una estrategia de políticas de inclusión social de la que el Ayuntamiento carece”, tarea que le encomienda a la persona responsable de los Servicios Sociales municipales, poniéndose a su disposición “Le hemos dejado una base firme sobre la que trabajar para conseguir que se establezca una estrategia de inclusión puramente municipal”.

El Tajo en el centro del debate municipal

Javier Mateo ha destacado que en esta legislatura se ha puesto al río Tajo en el centro del debate municipal y aunque sigue habiendo trasvases, lo que sí se ha conseguido es que el Ayuntamiento, como institución municipal y más allá de las opiniones de los grupos políticos, se posicione en contra de un trasvase que está minando el Tajo”. En este sentido la colaboración entre el PSOE y Ganemos Toledo ha sido fundamental, ha dicho.  

“Tiempo de análisis, reflexión y reconstrucción”

El también portavoz del Grupo municipal ‘Ganemos Toledo’ ha declarado su tranquilidad tras esta legislatura “nos vamos tranquilos” en el sentido de que hemos sido lo que queríamos ser que era “motor de cambios y queríamos impulsar otra forma de gobernar”. Aunque ha reconocido que “no estaba en su hoja de ruta” terminar su carrera en el Ayuntamiento en esta legislatura, ha declarado que “ahora toca tiempo de análisis, reflexión y reconstrucción  del espacio de la izquierda en la ciudad de Toledo y ese espacio pasa por contar con todos”.

Mateo ha hablado de reinvención y reorganización a la vuelta del verano aunque sin avanzar el formato porque quieren seguir siendo el espacio en el que una buena parte de la gente que entiende la política de otra manera tenga un referente “somos partidarios de la buena política” más allá del debate entre la vieja y la nueva y no vamos a “desperdiciar todas las colaboraciones con entidades, esfuerzos y espacios de trabajo de estos cuatro años”, ha declarado.

Agradecimientos

Javier Mateo ha tenido palabras de agradecimiento para el equipo de trabajadores y educadores sociales de su Concejalía “veinte personas que han estado siempre en primera línea de fuego” y que sin tener los servicios ni personal necesarios, han defendido siempre a los usuarios”.

Agradecimientos también al equipo de concejales de Ganemos Toledo por el trabajo de estos cuatro años, a su equipo del grupo municipal así como a un gran equipo de gente anónima siempre dispuesto a apoyar y, por último, a Milagros Tolón por su talante con Ganemos Toledo durante la legislatura y a los medios de comunicación por su trabajo durante estos cuatro años, no solo con su Concejalía sino con su Grupo municipal.